Contribuciones sobre la Propiedad

Los impuestos a la propiedad inmueble en Puerto Rico están destinados y son administrados por una agencia que está bajo el control de los alcaldes de Puerto Rico. Esta agencia es generalmente conocida y se conoce como el “CRIM”, que surge de su nombre propio Centro de Recaudación de Ingresos Municipales.

Puerto Rico aún no tiene el sistema de condados disfrutado por la mayoría de los estados de los Estados Unidos. Tenemos pueblos o ciudades, cada una con su propio alcalde, y el ayuntamiento. Estos organizan y administran el sistema de impuestos a la propiedad, ya que los impuestos a la propiedad proporcionan los fondos utilizados por los municipios de Puerto Rico.

Los impuestos a la propiedad en Puerto Rico son un problema regular y cotidiano que nos presentan los clientes del bufete.. La fuente de estos problemas suele ser: (1) la ineficiencia del sistema; y (2) la realidad de que es un sistema complicado.

En el pasado, hubo un problema adicional que ahora está resuelto. Esta fue la ausencia de empleados bilingües en la agencia de impuestos a la propiedad.

Hoy en día, la agencia cuenta con un número 800 con empleados bilingües disponibles regularmente. Visite la página crimpr.net para obtener información introductoria sobre sus servicios. De hecho, si tiene una situación actual con sus impuestos a la propiedad en Puerto Rico, lo alentamos a que se comunique con este número 1-888-770-2746 e intente resolver su asunto a través de un representante.

La ineficiencia del sistema tiene muchas causas complejas, pero aquí hay algunas de ellas.

El CRIM tiene imágenes satelitales avanzadas de Puerto Rico, que permiten la ubicación precisa y la identificación de cualquier propiedad en Puerto Rico. Desafortunadamente, este sistema se basa en la información proporcionada por la agencia de permisos y no por el Registro de la Propiedad de Puerto Rico. Por lo tanto, tiene tres agencias que supervisan las propiedades, pero la manera en que se mantienen estos registros es específica para cada agencia.

Así las cosas, los registros de CRIM generalmente no están actualizados. Dado que los registros de CRIM funcionan independientemente del Registro de la Propiedad de Puerto Rico, los impuestos no se evalúan ni se recaudan de acuerdo con el estado actual en el Registro de la Propiedad de Puerto Rico.

Los datos del Registro de la Propiedad de Puerto Rico son los que confían los bancos, los banqueros hipotecarios y otras entidades para otorgar préstamos. Los registros del CRIM son importantes ya que el prestamista no quiere involucrarse con propiedades que podrían ser ejecutadas por CRIM por falta de pago de impuestos a la propiedad. Cuando los registros de CRIM muestran que los impuestos a la propiedad no están actualizados o no se evalúan adecuadamente, los prestamistas generalmente prefieren no otorgar préstamos que se garanticen con la propiedad que refleje los problemas fiscales.

En consecuencia, los problemas del contribuyente con el CRIM, por lo general, requieren documentos solo disponibles en el registro de la propiedad o en la autoridad de permisos de uso. Dado que todas las transacciones de bienes raíces requieren que se verifique el estado de los impuestos a la propiedad antes de realizar el cierre, los bufetes de abogados y corredores de bienes raíces han tenido la necesidad de involucrarse en la identificación y resolución de problemas de impuestos a la propiedad.